Ser responsable

Patiba's picture

Es muy fácil escribir lo que he vivido, si sufrí, si lloré, si me levanté rápido o no. Es fácil contar lo experimentado. Pero cuando uno se vuelve activista deja el "yo" de lado, ya no soy "YO", somos nosotros. Sí NOSOTROS: los que vivimos con el VIH, los que sufrimos la discriminación, el estigma, las miradas vacías, los que somos juzgados permanentemente sólo por vivir con un virus. Un virus que no elegimos tener, pero que sin pedir permiso, sin ni siquiera avisar irrumpió nuestras vidas, y muchas veces en millones de caso se las llevó.

Y escribir desde NOSOTROS, es mucho más difícil. Porque ya no se trata de lo que a mí me ocurrió,  o de lo que yo creo que debería suceder. Acá empezamos a hablar de derechos,  y por supuesto de obligaciones.

Hace unos meses atrás, en mi provincia, sucedió un caso de criminalización por transmisión del VIH. No voy a escribir acerca del caso puntualmente. Pero decidí escribir acerca de la temática porque justamente es donde entramos NOSOTROS. Y si creo necesario hacerlo es porque como sociedad aún nos debemos el debate, los fundamentos, que nos escuchen, que sepan que además de vivir con un virus somos seres humanos, con las mismas necesidades que los demás.

Entiendase por criminalización de transmisión de VIH, a la denuncia realizada a una persona por transmisión intensional del virus. 

A todos alguien nos transmitió el virus, pues nos es algo que llega volando así como así. Y acá es donde debemos detenernos. Sabemos que la principal vía de transmisión son las relaciones sexuales. Pues entonces algo estamos haciendo mal como sociedad. Simplemente porque aún no hay conciencia de tener relaciones sexuales con protección. 

Por supuesto que en países donde a la mujer se la ve todavía como un objeto sexual, en países donde la mujer sigue siendo sometida, en países donde la religión es fanatismo, hablar de VIH es casi imposible porque indefectiblemente debemos hablar de sexo. 

Pero en Argentina la situación de la mujer ha cambiado mucho: un sector esta empoderado, en tanto que ese mismo sector ayuda a que las mujeres conozcan sus derechos y no permitan ser manipuladas. Y por supuesto, hay mujeres aún sometidas, con miedo, violentadas psíquica y físicamente. Es allí donde hay mucho por hacer, mucho por educar.

Tenemos una Ley que establece que quienes convivimos con VIH no tenemos la obligación de decirlo. Y paradójicamente quienes discriminan también creen que estamos obligados moralmente a contar nuestra condición.

Es comprensible, pero por favor comprendan que también NOSOTROS tenemos miedo, no sólo a lo que el virus puede hacer en nuestro cuerpo, sino también a los efectos secundarios del tratamiento y en especial al rechazo, a la DISCRIMINACION.

Si toda la sociedad comprendiera lo que es vivir con VIH, nadie lo ocultaría. 

Y si a eso le agregamos que la mayoría no sabe que tiene el virus, tenemos un cuadro bastante difícil a la hora de tener relaciones sexuales, especialmente si esas relaciones son casuales.

Cada una debe ser responsable de cuidar su cuerpo. Así como vamos al odontólogo y lavamos los dientes cada día. Debemos también cuidarnos en el sexo, sea casual o no, la realidad es que no podemos dejar en manos ajenas nuestra propia vida.

Las mujeres normalmente somos muy apasionadas y confiadas. Y si nos enamoramos nos entregamos por completo. Sin darnos cuenta que sin querer en ese acto estamos poniéndonos en riesgo. Hay muchas infecciones de transmisión sexual no sólo el VIH.

Lo cierto es que cuando decidimos tener una relación sexual estamos dando consentimiento. Por supuesto, que si existe violencia no hay consentimiento y en estos casos hay leyes específicas al respecto. Si prestamos consentimiento para tener una relación sexual sea casual o con pareja estable, sea hetero u homosexual, debemos ser responsables de las consecuencias que dicho acto pueda traer, desde un embarazo no deseado como de la transmisión de cualquier infección. 

Si ocurre la infección por VIH (sin mediar ningún acto de violencia) ambas personas son responsables por el hecho ya que estuvieron de acuerdo en no utilizar protección durante el acto sexual.

Entiendo que no se puede denunciar a alguien por transmisión del virus si he prestado mi consentimiento para esa relación sexual. A nuestro cuerpo debemos cuidarlo, SOMOS RESPONSABLES DE NUESTROS ACTOS.

Por esto, es SUMAMENTE IMPORTANTE EDUCAR!! Que todos y todas aprendamos la importancia de respetar y cuidar nuestra vida, la importancia de aprender a tener la suficiente responsabilidad, la importancia de decir NO si no se utiliza protección, la importancia de amarnos y entregarnos sin dañarnos.

Tags: 

like0

Blog themes: 

Do you get our newsletter?

admin's picture

Sign up for our monthly Newsletter and get the latest info in your inbox.

seventh name

kmartel's picture

kmartel commented on The Change

Thu, 9/21/2017 - 12:04pm
Thu, 9/21/2017 - 11:19am

In 2005 the Women and HIV Think Tank changed its name to WRI to reflect the work of the group and ongoing commitment to measurable results in the management of HIV disease in women.

Did you just test positive for HIV? Look here for help on next steps, normal feelings, and finding support.

A Place at the Table: WATCH! is an eight-week webinar series that offers women living with HIV* capacity building and training on HIV disease and treatment advocacy.

Browse Blogs by Theme