El sexo más seguro

PrintPrintSaveSave

To read this fact sheet in English, click here.

Índice

¿Qué es el sexo más seguro?

El sexo más seguro puede ser divertido, excitante y muy placentero. Puede hacer que su relación sexual sea más relajada y satisfactoria, disminuyendo su preocupación acerca de contraer o transmitir infecciones o enfermedades de transmisión sexual (ITS o ETS). También es una gran oportunidad para agregarle una mayor variedad a su vida sexual y para fortalecer la confianza y la intimidad con su(s) pareja(s), al hablar de los deseos de cada uno.

Algunas condiciones de salud que pueden hacerse serias sin tratamiento, pueden ser transmitidas de una persona a la otra a través del acto sexual. Practicar el sexo más seguro reduce las probabilidades de contraer o de transmitir las ITS. Implica ciertas acciones (por ejemplo, utilizar un condón, tomar medicamentos contra el VIH) que impiden el intercambio interpersonal de fluidos corporales que pueden propagar las ITS. Optar por un sexo más seguro demuestra que te importa tanto tu placer y tu salud como la de tu(s) pareja(s) sexual(es).

Para quienes viven con el VIH, practicar sexo de forma segura es importante porque puede prevenir infecciones de otras ITS que pueden debilitar el sistema inmunológico (en inglés). Si ambas personas viven con VIH, practicar el sexo seguro puede reducir las posibilidades de adquirir una cepa del VIH resistente (en inglés) a los medicamentos contra el VIH que esa persona ya está tomando. Tomar medicamentos contra el VIH también forma parte del sexo más seguro para personas que viven con VIH. Cuando la carga viral de una persona ha llegado a niveles indetectables (no existe suficiente VIH en su sangre para que se manifieste en un análisis), no puede transmitir el VIH a alguien más a través del sexo.

 

 

Haga clic arriba para ver o descargar esta hoja informativa en forma de presentación de diapositivas en PDF

Practicando el sexo más seguro

Practicar el sexo más seguro implica saber cuáles fluidos corporales pueden propagar infecciones de transmisión sexual, cuáles actividades sexuales son riesgosas para cada persona y cómo minimizar el riesgo de esa actividad. Los fluidos corporales que pueden transmitir las ITS son la sangre (incluyendo la sangre menstrual), las secreciones vaginales y el semen (tanto en la eyaculación como previo a la eyaculación).

Los investigadores han descubierto que la hepatitis C (en inglés) puede transmitirse sexualmente vía el sexo anal aun cuando no hay sangre.

Una parte del sexo seguro es usar barreras para evitar el paso de fluidos al cuerpo de otra persona. Los métodos de barrera incluyen condones (masculinos e internos, o femeninos), barreras dentales (trozo de látex cuadrado y delgado) y guantes de látex o nitrilo. Las barreras pueden ayudar a reducir el riesgo de propagación de ITS al evitar que los fluidos se traspasen de una persona a la otra. También existen varias actividades sexuales en las cuales no hay intercambio de sangre o fluidos sexuales entre los cuerpos, por lo tanto, virtualmente no presentan riesgo de transmitir ITS.

Además de los distintos métodos de barrera, que muchas personas o sus parejas pueden no desear usar, ahora hay varias opciones adicionales para protegerse contra la transmisión del VIH durante las relaciones sexuales. Tratamiento como prevención (TasP, por sus siglas en inglés), se refiere a las maneras en que podemos utilizar medicamentos contra el VIH, o el tratamiento del VIH, para disminuir el riesgo de transmitir el VIH. Luego de muchos años de investigación y pruebas, ahora sabemos que una persona que vive con VIH que se trata con medicamentos contra el VIH y tiene el virus suprimido (carga viral indetectable) es incapaz de transmitir el VIH a cualquier pareja. Para más información sobre este emocionante descubrimiento, vea nuestra hoja informativa indetectable es igual a intransmisible.

Para quienes son VIH-negativos, tomar medicamentos contra el VIH puede protegerles de hacerse VIH-positivos en caso de exponerse al VIH. El tratamiento preventivo para personas VIH-negativas incluye la profilaxis pre-exposición (PrEP, por sus siglas en inglés) y la profilaxis postexposición (PPE). PrEP significa tomar medicamentos contra el VIH previo a ser potencialmente expuesta al VIH, para evitar contraerlo. Implica tomar una pastilla todos los días, de la misma forma en que se tomaría pastillas anticonceptivas. Las investigaciones han demostrado que la PrEP es una herramienta prometedora que las mujeres pueden utilizar para prevenir el VIH sin el conocimiento ni la cooperación de sus parejas para prevenir el VIH. La profilaxis postexposición (PPE) implica tomar medicamentos contra el VIH aproximadamente un mes inmediatamente luego de la posible exposición al VIH (por ejemplo, en relaciones sexuales: sexo sin método de barrera o métodos de tratamiento preventivos), para prevenir contraer el VIH.

Investigaciones recientes demuestran que, durante cualquier acto sexual, una pareja que vive con el VIH y tiene una carga viral indetectable no transmitirá el VIH a la otra persona. Sin embargo, otras ITS y los embarazos no deseados, también pueden ser factores. El tratamiento del VIH como prevención no puede prevenir las ITS además del VIH y no imposibilita que una persona quede embarazada. Consulte nuestras hojas informativas sobre el Control de natalidad y las ITS para obtener más información.

Si no sabe cual es su carga viral o la de su pareja, o si la carga viral es detectable, puede ser útil saber cuáles actos sexuales son más riesgosos que otros para transmitir el VIH. El riesgo de un acto sexual específico se determina por qué fluidos corporales están siendo intercambiados y qué parte del cuerpo está implicada. A continuación, se presenta una lista de actividades sexuales comunes, sus riesgos y consejos para que sean más seguras:

Sexo peniano-vaginal

El sexo peniano-vaginal receptivo, o sexo heterosexual, se refiere al sexo en el cual el pene penetra en la vagina. Se considera una actividad de alto riesgo cuando no se utilizan los métodos barrera o de tratamiento como prevención. Es la forma más común de propagación del VIH en todo el mundo. Si bien implica un alto riesgo tanto para mujeres y hombres, es más probable que los hombres que viven con el VIH lo transmitan a las mujeres que las mujeres que viven con VIH lo transmitan a los hombres.

Una forma eficaz de tener sexo peniano-vaginal más seguro es de utilizar un condón (preservativo). Hay dos tipos principales de condones: condones masculinos y condones femeninos. La mayoría de condones masculinos están hechos de látex; algunos están hechos de poliuretano o poliisopreno (tipos de plástico) o de piel de cordero. Los condones de piel de cordero pueden prevenir el embarazo; sin embargo, no previenen la transmisión del VIH. Sólo los condones de látex previenen la transmisión del VIH.

Los condones masculinos vienen en una variedad de formas, tamaños, colores, texturas e incluso sabores. Son generalmente baratos y se pueden encontrar en farmacias, tiendas de comestibles y sex shops. Ocasionalmente están disponibles gratis en ciertas clínicas de salud y organizaciones de servicios del VIH. También son muy pequeños y fáciles de llevar, de modo de que una siempre puede estar preparada para protegerse.

Los condones internos están hechos de látex o de poliuretano y se pueden colocar dentro de la vagina o el ano previo a comenzar la actividad sexual. Generalmente cuestan más que los condones masculinos y a menudo están disponibles en farmacias, tiendas de alimentos y sex shops. También están disponibles gratis en ciertas clínicas de salud y en organizaciones de servicios de VIH.

Para hacer que el sexo peniano-vaginal sea incluso más seguro, considere el uso de lubricantes. El lubricante puede evitar que el preservativo se rompa y también ayuda a prevenir pequeños cortes o desgarros en la vagina y en el pene durante la penetración. El lubricante es bueno para condones que no están lubricados, y también aquellos que ya vienen lubricados; a veces la lubricación de los condones no es suficiente. Los condones lubricados con espermicida nonoxinol-9 (N-9) ya no se recomiendan. Tienen una vida útil más corta, no disminuye la posibilidad de un embarazo más que otros condones lubricados y puede causar irritación de la vagina o el recto (lo que aumenta el riesgo de VIH).

Al usar condones de látex, utilice solo lubricantes a base de agua o silicona. No utilice lubricantes a base de aceite como vaselina, Crisco, manteca de karité o aceite de bebé con condones de látex porque debilita al preservativo y hace más probable que se rompa. El lubricante a base de silicona dura más que el lubricante a base de agua. El lubricante también puede hacer que el preservativo se sienta mejor. Hay varios tipos y marcas de lubricantes, con una variedad de gustos y sensaciones. Algunos también contienen sustancias que 'calientan' o realzan la sensación. Para obtener más información sobre el uso de condones, consulte nuestra hoja informativa en hablar con su pareja sobre los condones (en inglés).

Si no utiliza condón, puede evitar recibir semen en la vagina al hacer que el hombre se retire previo a eyacular (acabar, alcanzar el orgasmo). Es importante saber, sin embargo, que el VIH puede transmitirse previo a la eyaculación, en el líquido que sale del pene antes del orgasmo o la eyaculación. Por lo tanto, hacer que el hombre se retire previo a eyacular no garantiza que usted no contraerá el VIH u otras ITS que se transmiten a través de los fluidos sexuales masculinos.

Sexo peniano-anal

El sexo peniano-anal receptivo se refiere al sexo en el que el pene penetra en el ano. Se considera una actividad de alto riesgo cuando no se utilizan los métodos barrera o de tratamiento como prevención. Mientras que el riesgo de la posición masculina activa es menor que en la posición receptiva, sigue siendo riesgoso. Como en el caso del sexo peniano-vaginal, una manera muy eficaz de hacer que el sexo peniano-anal sea más seguro es utilizar condón y lubricante.

Al usar condones de látex, solamente utilice lubricante a base de agua o silicona para evitar que se rompa el preservativo y ayudar a que el condón se sienta mejor. El lubricante también ayudará a evitar pequeños cortes o desgarros en el recto, el ano o el pene durante la penetración. No utilice lubricantes a base de aceite como vaselina, Crisco, manteca de karité o aceite de bebé con condones de látex porque debilita al preservativo y hace más probable que se rompa. Hay varios tipos y marcas de lubricantes, con una variedad de gustos y sensaciones. Existen investigaciones que están viendo cuál tipo de lubricante es mejor para el sexo anal. Sin embargo, no hay suficiente evidencia para hacer recomendaciones sobre cuál lubricante es más seguro.

Si no utiliza un condón, puede evitar recibir semen en el ano al hacer que el hombre se retire previo a eyacular (acabar, alcanzar el orgasmo). Es importante saber, sin embargo, que el VIH puede transmitirse previo a la eyaculación, en el líquido que sale del pene antes del orgasmo o la eyaculación. Por lo tanto, hacer que el hombre se retire previo a eyacular no garantiza que usted no contraerá el VIH u otras ITS que se transmiten a través de los fluidos sexuales masculinos.

Sexo Oral

El sexo oral implica el contacto entre la boca y los genitales. Incluye el hecho de dar o recibir lamidos, chupones, mordiscos en la vulva (la vagina, el clítoris y los labios vaginales, o "labios"), el pene o el ano. Varios estudios han demostrado un nivel bajo pero definitivo de riesgo asociado con dar y recibir sexo oral en el pene. Para más información, consulte nuestra hoja informativa Sexo oral y VIH: ¿Cuál es el riesgo real?

Para hacerlo más seguro, utilice un condón de látex no lubricado (uno que no tenga lubricante). Si realiza sexo oral en el pene sin preservativo, termine con la mano (masturbación mutua), o escupa el semen y enjuáguese con enjuague bucal en lugar de tragarlo.

Ha habido pocos casos (pero están documentados) en los que el VIH se transmite durante el sexo oral vaginal de mujer a hombre y de mujer a mujer. Para hacer que el sexo oral a una mujer sea más seguro, utilice un protector dental o un condón que haya sido abierto. Los protectores dentales son cuadrados de látex. Ponga algún lubricante a base de agua o silicona en un lado del protector dental o del condón abierto. Después estire el protector o el condón sobre la vulva con la parte lubricada alejada de su boca. Esto le proporcionará una delgada barrera entre su boca y la vulva. Algunas personas usan la envoltura de plástico de alimentos en lugar de protectores dentales o condones abiertos. La envoltura de plástico para alimentos puede prevenir la transmisión de infecciones de herpes, pero no hay ninguna evidencia de que pueda prevenir la transmisión del VIH.

Se ha demostrado que el sexo oral anal propaga la hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C (en inglés), así como otras infecciones. Para hacer que el sexo oral a un hombre o a una mujer sea más seguro, utilice un protector dental o un condón que haya sido abierto. Ponga algún lubricante a base de agua o silicona en un lado del protector dental o del condón abierto. Entonces estire el protector o el condón sobre el ano con la parte lubricada alejada de su boca. Esto le proporcionará una delgada barrera entre su boca y el ano.

Si no utiliza una barrera durante el sexo oral, evite que los fluidos pre-eyaculación, semen, sangre menstrual o fluidos vaginales ingresen en su boca. Evite realizarle sexo oral a una mujer que está menstruando (teniendo su período) para evitar el contacto con la sangre. El sangrado de encías, úlceras bucales o enfermedades de las encías pueden hacer que el sexo oral sea mucho más riesgoso. También, no utilice hilo dental ni se cepille los dientes previo al sexo oral; en su lugar, utilice una menta.

Sexo con juguetes sexuales

También es posible transmitir o contraer infecciones de transmisión sexual al utilizar juguetes sexuales. A muchas personas les gusta usar vibradores, consoladores, juguetes anales, y consoladores con cinturón como parte del juego sexual. Los juguetes sexuales necesitan mantenerse limpios, ya sea si se utilizan solos o con la pareja. Si no se limpian después de cada uso, pueden crecer bacterias y causar una infección. Porque los juguetes sexuales están hechos de diferentes materiales, silicona, caucho, vinilo, metal, etc., se deben limpiar de diferentes maneras. Asegúrese de leer las instrucciones en el prospecto para ver cómo limpiar adecuadamente su juguete.

Como con otras formas de sexo, hacer que los juguetes sexuales sean más seguros implica usar una barrera para evitar que los fluidos corporales de una persona entren en contacto con la otra persona. La mejor manera para mantener los consoladores, vibradores y juguetes anales limpios es usarlos con un condón de látex. Asegúrese de usar un condón nuevo cada vez que el juguete es usado por una persona diferente o en un lugar diferente (por ejemplo, se mueve desde la vagina al ano o viceversa). Tener juguetes sexuales que no son compartidos y que son utilizados por una sola persona puede reducir las posibilidades de transmitir las ITS entre parejas. Sin embargo, sigue siendo importante limpiar el juguete después de cada uso y usar un condón nuevo cada vez que el juguete es usado en un lugar diferente del cuerpo.

También ayuda usar lubricante al utilizar juguetes sexuales, para aumentar el placer y reducir el daño a los tejidos que recubren la vagina, la boca, el ano y el recto. No utilice lubricantes a base de aceite como vaselina, Crisco, manteca de karité o aceite de bebé con condones de látex porque éstos debilitan al preservativo haciendo que sea más probable que se rompa. Tampoco utilice lubricante a base de silicona con juguetes sexuales de silicona, porque romperá el juguete.

Penetración con puño o dedos

Cortadas con papel y otras cortadas en la piel pueden hacer que sus manos sean más vulnerables a la infección. Utilizar guantes de látex o nitrilo le protegen durante las relaciones sexuales en que las manos entran en contacto con la vagina, el pene o el ano. Agregar agua o lubricante a base de silicona en el exterior de los guantes puede aumentar el placer de su pareja.

Actividades sexuales más seguras y sin riesgos

Estas actividades no transmiten las ITS porque no hay ningún contacto físico con los fluidos corporales de otra persona:

  • Masturbación: tocar sus propios genitales
  • Sexo telefónico, cibersexo, hablarse sucio y compartir fantasías sexuales
  • Intimidad sin sexo: abrazarse, tocarse, masajearse.

Otros consejos para prácticas sexuales más seguras

El sexo vaginal, anal y oral recurrente y violento puede dañar el revestimiento de estas áreas. Debido a que estos revestimientos son la protección del cuerpo contra las ITS, dañarlos o rasgarlos puede aumentar la probabilidad de exponerse a un fluido corporal que contiene VIH u otra ITS. Busque atención médica en caso de infecciones o problemas de salud en el área genital.

A veces la cosa más segura que puedes hacer es tener la cabeza clara. Cuando uno está bajo la influencia de drogas o alcohol, usted es más propensa a tener relaciones sexuales que presentan riesgos. También es una buena idea planificar con antelación: consiga sus artículos para una relación sexual más segura (condones, protectores dentales, guantes, lubricante, receta médica para la PrEP, etc.) previo a encontrarse en una situación sexual donde usted pueda necesitarlos.

Pensándolo bien

Puede ser útil pensar en aquellas cosas que le dificultan practicar el sexo más seguro. Hacer esto puede ayudarle a estar más segura durante una situación sexual. Porque nuestros pensamientos afectan nuestro actuar, también puede ser útil pensar en las cosas de otra manera. Veamos algunos ejemplos:

  • "Se nos pasó una vez y nos olvidamos de usar un condón, y ahora es demasiado tarde".
  • Nueva idea: Nunca es demasiado tarde. Sí, mientras que una vez puede ser peligrosa, no es tan peligrosa como varias veces. Si lo olvidaste una vez, es hora de intentar de nuevo. Profilaxis post exposición o PPE, también puede ser una opción.

 

  • "El sexo seguro es aburrido. No es divertido."
  • Nueva idea: Esta es una gran oportunidad para darle más sabor a su vida sexual. ¿Por qué no tomar uno de los talleres ofrecidos sobre "Erotizar el sexo seguro?". ¿Por qué no conseguir un libro, video o DVD sobre el sexo apasionado y más seguro?

 

  • "Aunque estoy tomando medicamentos contra el VIH y mi carga viral es indetectable, me preocupa transmitir el VIH a mi pareja."
  • Nueva idea: ¡Indetectable es igual a intransmisible! Siéntase libre de deshacerse de las décadas de mensajes basados en el miedo sobre el riesgo del VIH. Si bien los medicamentos contra el VIH no impiden otras ITS o el embarazo, usted y sus parejas pueden disfrutar sabiendo que la transmisión del VIH no es un problema.

 

  • "¡No siento nada con un condón!"
  • Nueva idea: ¡Es hora de cambiar de marca! Conseguir condones gratis en la clínica de salud o comprar en una farmacia puede ser barato, pero probablemente no esta usando la mejor marca. ¿Por qué no prueba algunos de los paquetes de variedades que se compran por catálogos sexuales o vaya a la zona de "adultos" en los comercios de su zona para mejores opciones? Los mejores condones son delgados pero resistentes y transmiten bien el calor y la sensibilidad.

 

  • "Los condones son el método que deseo utilizar, pero mi pareja se niega absolutamente a usar uno".
  • ¿Qué tan cómoda se sientes con alguien que está dispuesto/a a arriesgar su salud y su vida? Esto suena como un problema grave, y probablemente no es el único en su relación. ¿Ha considerado la consejería individual o de pareja? Usted puede ver nuestra hoja informativa sobre hablar con su pareja sobre los condones (en inglés) y también considere tomar la PrEP, si usted es VIH negativa.

 

  • "Tengo miedo que mi pareja me lastime si le sugiero que utilice un condón."
  • Nueva idea: Si se siente amenazada, por favor, lea nuestra hoja informativa sobre la violencia contra las mujeres. También puede considerar tomar la PrEP, si usted es VIH negativa. También, ¿por qué no considera insertarse un condón interno previo a iniciar la relación sexual? O tal vez usted podría ofrecer ponerle un condón en el pene con su boca para hacer la idea más atractiva.

Principalmente: Si se siente amenazada en este momento, llame al 911 o a la Línea Nacional Contra la Violencia Doméstica de los Estados Unidos al 800-799-SAFE (1-800-799-7233) o al (1-800-787-3224). También puede buscar un lugar seguro en línea en Domestic Shelters (refugios para víctimas de violencia doméstica).

 

  • "No puedo sugerirle a mi pareja hacernos una prueba del VIH. Él o ella lo tomaría como un insulto."
  • Nueva idea: ¿Por qué no presentarlo como un acto de amor? "Sabés, realmente te amo. Hemos estado juntos por un tiempo, pero nunca nos hemos realizado pruebas del VIH. Odio la idea de que pudiese estar poniéndote en riesgo, porque no podría permitirme lastimarte. ¿Por qué no vamos juntos a hacernos la prueba para estar tranquilos?". Tomar la PrEP también es una opción si usted es VIH negativa.

Esta traducción se hizo posible gracias a la colaboración de Translators Without Borders.

admin's picture

Become a Member

Join our community and become a member to find support and connect to other women living with HIV.

Join now >

banner

Do you get our newsletter?

admin's picture

Sign up for our monthly Newsletter and get the latest info in your inbox.

none_existing name
admin's picture

You Can Help!

Together, we can change the course of the HIV epidemic…one woman at a time!

Please donate now!>