Infecciones o enfermedades transmitidas sexualmente

PrintPrintSaveSave

To read this fact sheet in English, click here.

Índice

Lo básico

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) son infecciones que se pasan de una persona a otra a través del contacto sexual. El VIH es un ITS. Existen más de 25 otras ITS que son principalmente transmitidas mediante el contacto sexual, tal como el sexo vaginal, anal u oral. Globalmente la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de un millón de personas contraen una ITS cada día.

Las ITS también se conocen como enfermedades de transmisión sexual (ETS). Mientras que a menudo se intercambia el uso de "ETS" con "ITS", no son exactamente iguales. Una “enfermedad” normalmente es un problema médico obvio con claras señales y síntomas. Una “infección” por un ITS puede o no resultar en una enfermedad. Esta es la razón por cual muchas personas individuales y organizaciones trabajando en el ámbito de la salud están cambiando a usar el término “infección de transmisión sexual” más que “enfermedad de transmisión sexual”. La mayoría de personas con ITS no tienen ningún síntoma y por eso a menudo no sabe que pueden transmitir una infección a su(s) pareja(s) sexual(es).

Si no se tratan, las ITS pueden causar problemas de salud serios incluyendo cáncer cervical  (en inglés), enfermedad del hígado, enfermedad pélvica inflamatoria, infertilidad y problemas en el embarazo. Tener algunas ITS (como chancroide, herpes, sífilis y tricomoniasis) pueden aumentar su riesgo de contraer el VIH si usted es VIH-negativa y es expuesta al VIH. Las personas viviendo con VIH también pueden estar en mayor riesgo de contraer o transmitir otras ITS. Cuando las personas viviendo con VIH contraen ITS, pueden experimentar problemas más serios con ellas o se les puede dificultar deshacerse de estas infecciones.

Entre los países más ricos, los Estados Unidos tiene la tasa más alta de ITS. Aproximadamente 20 millones nuevas infecciones ocurren cada año en los EE. UU. La mitad de estos casos ocurren entre los jóvenes (15-24 años de edad), a pesar de que ese grupo de edad representa sólo una pequeña proporción de todas las personas sexualmente activas. Los Centros de Control de Enfermedad y Prevención de EE. UU. (CDC, por sus siglas en inglés) reportaron que, en 2017, que EE. UU. experimentó su cuarto año de aumento en la cantidad de personas que contrajo clamidia, gonorrea y sífilis (las tres ITS reportables nacionalmente).

Hay varias razones por las cuales las adolescentes y jóvenes adultas están a mayor riesgo de ITS. Primeramente, el cérvix (la vía entre la vagina y el útero) en adolescentes y jóvenes adultas está cubierto por células que son más propensas a ser infectadas por una ITS. Segundo, las adolescentes y jóvenes adultas pueden tener más problemas obteniendo la información y provisiones necesarias para evitar las ITS. También pueden tener problemas obteniendo servicios de prevención de ITS porque no saben dónde encontrarlos, no cuentan con la transportación para llegar o no pueden pagar por ellos. Incluso si las adolescentes y las jóvenes adultas pueden obtener servicios preventivos de ITS, pueden sentirse incómodas en lugares diseñados para personas adultas. También pueden tener preocupaciones sobre la confidencialidad.

Las adolescentes y mujeres de color tienen algunas de las tasas de ITS más altas, especialmente de clamidia y gonorrea. Estas tasas elevadas de ITS en mujeres de color son el resultado de varios factores (en inglés), incluyendo tasas más altas de pobreza, menos acceso a cuidado médico y una tasa ya alta de ITS en las comunidades de color (en inglés). Esta tasa de ITS elevada aumenta la probabilidad de contraer una infección cada vez que la mujer tiene relaciones sexuales porque es más probable que tenga relaciones sexuales con una persona que ya está infectada dentro de su comunidad.

Independientemente de su raza o edad, menos de la mitad de aquellas que deberían ser examinadas para ITS reciben las pruebas. Esto es de especial importancia para las mujeres, ya que las mujeres sufren de complicaciones más serias y frecuentes de ITS que los hombres.

Muchas ITS no tienen síntomas, pero aún así pueden ser transmitidas de persona a persona. Mucha gente que tienen una ITS no lo sabe. Pueden verse saludables y aún así tener una ITS. La única manera de estar segura es haciéndose la prueba — tener evaluaciones de salud sexual con su proveedor de servicios de salud regularmente. En los Estados Unidos, puede encontrar lugares donde realizan pruebas de ITS en su área buscando aquí.

Mientras que muchas personas con ITS no muestran signos o síntomas de su infección, cuando hay signos de ITS, estos tienden a estar en el área genital. El área genital en las mujeres incluye la vulva (el área alrededor de la vagina, incluyendo las labias), la vagina (la apertura por donde la sangre menstrual sale), los glúteos, la uretra (la apertura encima de la vagina por donde sale la orina) y el ano (la apertura por donde sale el excremento, la "popó"). El área genital en los hombres incluye el pene, el escroto ("testículos"), la uretra y el ano.

Afortunadamente, puede reducir sus probabilidades de contraer muchas ITS al practicar el sexo seguro. La mayoría de las ITS, aunque no todas, pueden ser curadas exitosamente con tratamiento. Para otras ITS, hay medicamentos efectivos que pueden ayudarle a manejar su condición.

Algunas de las ITS más comunes incluyen las enumeradas abajo. Para fotos de diferentes ITS, hacer clic aquí (nota: algunas de estas imágenes son gráficas).

 

 

Haga clic arriba para ver o descargar esta ahoja informativa en forma de presentación de diapositivas en PDF

Clamidia

Esta es una de las ITS más comunes. Es causada por una bacteria que existe en las secreciones vaginales y en el semen . Puede ser transmitida por sexo vaginal, oral y anal sin condón o barrera de látex/poliuretano. Las mujeres embarazadas la pueden transmitir a sus bebés durante el parto. Síntomas pueden incluir descargas vaginales y sensación de ardor al orinar, pero la mayoría de las mujeres no presentan síntomas. La clamidia puede ser curada con antibióticos. Si no se trata, puede propagarse a los órganos reproductivos superiores e internos femeninos (ovarios y trompas de Falopio) y causar enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). EIP puede conducir a la infertilidad, que significa que podría ser difícil o imposible quedar embarazada.

Los CDC recomiendan la evaluación anual de clamidia para todas las mujeres sexualmente activas menores de 25 años, así como para mujeres mayores con factores de riesgo como parejas sexuales nuevas o múltiples. Desafortunadamente, reportes recientes muestran que menos de la mitad de las mujeres sexualmente activas, menores de 25 años, son examinadas para clamidia, en parte debido a falta de conocimiento entre los proveedores de salud. Si a usted no le ofrecen una prueba de clamidia, se la puede pedir a su proveedor de salud.

Verrugas genitales

Las verrugas genitales están causadas por virus. VPH (virus del papiloma humano) es el nombre de un gran grupo de virus. Ciertos tipo de VPH causan verrugas en las manos o los pies. Otros tipos causan infecciones en el área genital que pueden llevar a verrugas genitales, cáncer cervical (en inglés), o cáncer de la vulva, vagina, ano o pene. El VPH genital se transmite fácilmente a través de contacto de piel durante sexo vaginal, oral o anal. Los condones no previenen la transmisión completamente. Las personas viviendo con VIH tienen más probabilidad de infectarse con VPH que las personas VIH-negativas. Las personas viviendo con VIH y VPH también tienen más probabilidad de desarrollar verrugas genitales, al igual que el cáncer cervical o anal.

Es importante detectar el VPH temprano y obtener tratamiento para prevenir problemas de salud. Los análisis del cuello uterino regulares son una buena manera de detectar el VPH. También hay tres vacunas efectivas para el VPH. Desde la introducción de las vacunas para el VPH hace unos años, la cantidad de niñas entre los 14 a 19 años infectadas con VPH en los Estados Unidos ha disminuido por más de la mitad. Es importante que los jóvenes se vacunen antes de tener sexo (antes de estar expuestos al VPH) ya que las vacunas pueden no proteger a personas previamente infectadas por el VPH. Para más información, vea nuestra hoja informativa sobre el VPH.

Gonorrea

También conocida como blenorragia, esta ITS es transmitida por una bacteria en las secreciones vaginales y el semen. Puede ser transmitida a través del sexo vaginal, anal u oral sin condón o barrera de látex o poliuretano. Algunos síntomas incluyen descarga vaginal amarillenta o verde y una sensación de ardor al orinar. La gonorrea también puede afectar la garganta y el ano. Muchas mujeres no tienen síntomas. La gonorrea puede ser curada con antibióticos. Si no se trata, puede causar EIP e infertilidad. Todas las mujeres sexualmente activas deben ser examinadas para gonorrea.

Herpes

Esta ITS es causada por un virus que vive en los nervios. Hay dos tipos comunes de herpes. El herpes simplex tipo 1 (VHS-1) usualmente causa herpes labial alrededor de la boca. Herpes simples tipo 2 (VHS-2) usualmente causa herpes en el área genital. Sin embargo, es posible contraer VHS-2 en la boca y VHS-1 en el área genital. Algunos síntomas incluyen fuegos dolorosos y que arden. El virus se transmite a través de contacto de piel con ampollas, pero también se puede transmitir antes de que se vean los fuegos. En la mayoría de las personas, los fuegos vienen y van, pero el virus se queda en el cuerpo de por vida. A veces no hay síntomas porque el virus está “escondido” en los nervios. Algunas mujeres viviendo con VIH nunca tuvieron fuegos antes de ser infectadas con VIH y luego se sorprenden cuando desarrollan un “brote” de fuegos porque sus sistemas inmunológicos están debilitados por el VIH.

El VHS-2 genital es más común en mujeres que en hombres. Además, las mujeres viviendo con VIH pueden tener brotes de herpes más frecuentes que pueden ser más difíciles de tratar. No hay cura para el herpes, pero los medicamentos antivirales Zovirax (acyclovir), Valtrex (valacyclovir) y Famvir (famciclovir) pueden reducir el número de brotes si se toman diariamente y puede hacer menos severos los síntomas si se toman tan pronto comiencen los síntomas. Valtrex también ha mostrado disminuir el riego de transmitir la infección a otra persona. Las mujeres embarazadas pueden pasarle el herpes a sus bebés por lo que es importante hacerle saber al proveedor de salud si usted tiene herpes genital y si está embarazada o planificando quedar embarazada.

VIH

VIH significa Virus de inmunodeficiencia humana. El VIH es el virus que causa SIDA. Está presente en la sangre, secreciones vaginales, semen y leche materna. El VIH puede ser transmitido a través del sexo vaginal, oral o anal sin condón o barrera de látex/poliuretano. Tantas como una de cada cinco personas viviendo con VIH en los Estados Unidos no saben que tienen el virus. Muchas personas viviendo con VIH se ven y se sienten saludables y no piensan que están en riesgo de enfermarse o transmitir el VIH a otros.

Hacerse la prueba de VIH es parte del cuidado de salud regular y rutinario en muchos países. La Agencia de Salud Pública de Canadá, por ejemplo, recomienda que la prueba del VIH sea discutida como parte del cuidado médico rutinario. Los CDC ahora recomiendan hacer la prueba de VIH a todas las personas con edades de 13 a 64 años, al menos que ya hayan sido examinadas. También recomiendan que se haga la prueba del VIH antes de comenzar una relación sexual nueva, independientemente de su edad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ofrece diferentes sugerencias basadas en dónde usted vive. Donde el VIH es común, se recomienda la prueba de VIH a cualquiera que visite una facilidad de salud. Donde el VIH es menos común, se sugiere que las pruebas de VIH se les ofrezcan a personas que puedan tener un mayor riesgo de estar expuestos al VIH.

Es importante que se haga la prueba si usted:

  • Ha tenido sexo vaginal, anal u oral sin condón
  • Ha compartido agujas o jeringuillas para inyectarse drogas u otras substancias
  • No está segura del diagnóstico de su pareja o su pareja está viviendo con VIH
  • Está embarazada o está considerando quedar embarazada
  • Ha sido diagnosticada en alguna ocasión con una ITS o ETS
  • Tiene hepatitis C (en inglés)
  • Comienza tratamiento para tuberculosis (TB) (en inglés)

Si no se trata, el VIH puede causar enfermedad seria o muerte. Si su prueba sale VIH+ hay medicamentos efectivos para ayudarla a mantenerse bien. Pero no puede obtener el cuidado médico y tratamiento necesario si no sabe su estatus de VIH. Para más información sobre el VIH, visite la sección en el sitio web de The Well Project llamado VIH: Información básica.

Sífilis

Esta ITS es causada por una bacteria. Puede ser transmitida por sexo vaginal, anal u oral sin condón o barrera de látex/poliuretano. La enfermedad tiene diferentes fases. Las personas con sífilis primaria (enfermedad temprana) pueden tener úlceras abiertas no dolorosas, llamados chancros, en el área genital o anal o alrededor de la boca. Las úlceras usualmente se curan por sí mismas dentro de tres a seis semanas. Las personas con sífilis secundaria (una fase más tardía de la enfermedad) usualmente tienen sarpullido y/o pérdida de cabello. Si no se trata, la sífilis puede proceder a la fase latente durante la cual puede no haber síntomas visibles pero que pueden causar daño al corazón, cerebro u otros órganos. La sífilis puede ser tratada exitosamente con antibióticos. Sin tratamiento, puede afectar los órganos del cuerpo, que puede llevar a enfermedad severa o incluso la muerte. Las mujeres embarazadas pueden pasar el sífilis a sus bebés durante el embarazo y el parto así que es importante que las mujeres embarazadas se hagan la prueba del sífilis.

Otras Infecciones de transmisión sexual que debe conocer

Chancroide

Esta ITS es causada por una bacteria. Los síntomas incluyen úlceras genitales, descarga vaginal, sensación de ardor al orinar y nódulos linfáticos en la ingle. Puede ser transmitida por sexo anal o vaginal o por contacto de piel a piel con las úlceras. Los chancroides pueden ser tratados con antibióticos.

Hepatitis

La hepatitis es una inflamación (irritación) del hígado. Algunos tipos de hepatitis son causados por virus que existen en la sangre, secreciones vaginales, semen y leche materna. Estas incluyen hepatitis A (VHA), hepatitis B (VHB) y hepatitis C (VHC) (en inglés), todas transmisibles sexualmente. Hay una vacuna para prevenir VHA y VHB, pero no para VHC. VHA desaparece por sí misma, pero VHB y VHC pueden convertirse en enfermedades crónicas (a largo plazo) y muy serias. Como VHB y VHC a veces no tienen síntomas, la mayoría de las personas no saben que tienen una infección. Es importante que las personas viviendo con VIH se examinen para VHB y VHC y sean tratadas si es necesario. Para más información, vea nuestro articulo sobre el tratamiento de la hepatitis C en personas viviendo con VIH (en inglés).

Ladillas

Las ladillas viven en el vello púbico (vello alrededor de los genitales) y pueden ser transmitidas por contacto de piel a piel. También pueden ser transmitidas a través de ropa o sábanas infectadas. Algunos síntomas pueden incluir picazón intensa y ver ladillas o huevos en el vello. Las ladillas pueden ser tratadas con medicamentos sin receta médica. Sin embargo, las mujeres embarazadas deben usar productos diseñados especialmente para ellas. Para matar las ladillas y los huevos y prevenir reinfección, se debe lavar la ropa, sábanas, fundas de almohadas, mantas y toallas contaminadas con agua caliente y jabón.

Tricomoniasis

Esta ITS es causada por un organismo llamado protozoario. Puede ser transmitida por sexo vaginal, anal u oral sin condón o barrera de látex/poliuretano. Tricomoniasis es una causa común de infecciones vaginales. Los síntomas pueden incluir una descarga vaginal espumosa y mal oliente y picazón. A veces no hay síntomas. La tricomoniasis puede ser tratada exitosamente con antibióticos. Cuando una mujer es infectada con tricomoniasis, ella y su pareja sexual deben ser tratados pues la pareja infectada puede re-infectarla.

Protegiéndose a usted misma y a otros

Usted puede reducir su riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual practicando el sexo seguro. Algunas ITS como las verrugas genitales, el herpes y la sífilis pueden ser transmitidas a través de contacto con piel infectada. Aquí hay algunos consejos para protegerse:

  • Use un condón de látex con sexo vaginal o anal o un condón de plástico si es sensitiva al látex
  • El condón interno (femenino) también puede prevenir muchas infecciones de transmisión sexual
  • Use condones sin lubricante para sexo oral en un hombre
  • Use barreras de látex o plásticas como una barrera dental de látex o envoltura de plástico para sexo oral en una mujer o para sexo oral-anal; use guantes de látex o plástico si tiene cortaduras o úlceras en sus manos
  • Use lubricantes a base de agua (KY, Astroglide) con condones o barreras de látex
  • NO use lubricantes a base de aceite (vaselina, cremas corporales) porque pueden destruir el látex
  • No use lubricantes o condones que contengan nonoxynol-9 (N-9), pues pueden dañar la mucosa de la vagina o ano y aumentar las probabilidades de contraer el VIH
  • Lave los juguetes sexuales (consoladores, vibradores) compartidos o use un condón nuevo entre usos
  • Sepa que algunos métodos de contracepción, como la píldora anticonceptiva, inyecciones, implantes o diafragmas, no la protegerán de infecciones de transmisión sexual. Si usted usa uno de esos métodos también use un condón de látex.
  • Hable con su pareja sexual sobre infecciones de transmisión sexual y usar condones (en inglés)
  • Hable honestamente con su proveedor de salud y su(s) pareja(s) sexual(es) sobre cualquier infección de transmisión sexual que usted o su pareja tenga o haya tenido
  • Hágase exámenes pélvicos y exámenes del cuello uterino regularmente, pero recuerde que las pruebas de cáncer cervical no detectan infecciones de transmisión sexual además del VPH
  • Hable con su proveedor de salud sobre hacerse pruebas de infecciones de transmisión sexual como parte de sus exámenes físicos anuales o ginecológicos
  • No comparta agujas o inyecciones de drogas u otras substancias; si comparte equipo de drogas, asegúrese de limpiar su equipo (en inglés)

En conclusión

Hay muchas infecciones de transmisión sexual incluyendo el VIH. Algunas pueden ser curadas con tratamiento. Algunas, como el VIH o herpes, no pueden ser curadas, pero pueden ser manejadas. Muchas pueden causar problemas serios de salud y fertilidad o incluso la muerte si no se tratan. Practicar el sexo seguro puede protegerla de muchas, pero no todas, las ITS.

Hable con su proveedor de salud inmediatamente si usted:

  • Ha tenido contacto sexual con alguien que puede tener una ITS
  • Tiene síntomas como úlceras genitales, descargas o picazón cuando orina
  • Está embarazada

Es importante que usted se evalúe regularmente para ITS si (1) es sexualmente activa, (2) tiene sexo con más de una pareja o (3) su pareja tiene sexo con otras personas además de usted. Muchas ITS no tienen síntomas. Si es necesario, obtenga el tratamiento que su proveedor de salud recomienda. Incluso si los síntomas desaparecen, tienen que terminar el tratamiento. Si los síntomas continúan después del tratamiento, vea a su proveedor de salud. También asegúrese que su pareja se trate para que no se vuelva a infectar después del tratamiento.

Traducido y adaptado por: Minorka Figueroa Dávila, MSII & Carmen D. Zorrilla, MD. Centro de Estudios Materno Infantiles del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.

admin's picture

Become a Member

Join our community and become a member to find support and connect to other women living with HIV.

Join now >

Do you get our newsletter?

admin's picture

Sign up for our monthly Newsletter and get the latest info in your inbox.

none_existing name
admin's picture

You Can Help!

Together, we can change the course of the HIV epidemic…one woman at a time!

Please donate now!>