Introducción - Patricia

Patiba's picture

Nací en el seno de una familia numerosa compuesta por mis padres y mis cinco hermanos. Una familia trabajadora, unida, donde se nos enseñó de muy pequeños la importancia del RESPETO, LA JUSTICIA SOCIAL, LA EQUIDAD, la importancia de COMPARTIR, la TOLERANCIA Y EL AMOR. En nuestra mesa siempre hubo grandes diálogos desde política, historia, cuestiones sociales, deporte; ningún tema era tabú. No ignoraba el VIH, de hecho en la escuela tuvimos varias exposiciones en la década del noventa y charlas que nos dictaban. Pero a veces no es por falta de información, ni por promiscuidad, a veces las cosas ocurren sin mayor explicación.

Y sucedió, llegó a mi vida silenciosamente, nadie sabe bien porque pero a los siete años de casada, mi marido y yo fuimos diagnosticados positivos. No es fácil asumir un diagnóstico así.

Fui al odontólogo por rutina y me detecto candidiasis, por lo que me sugirió el análisis de VIH. Y como buena persona prejuiciosa que era me enoje, claro hacia 7 años que estaba casada, como iba a tener VIH YO ¿? Al otro día me hice mi primer test Elisa, resulta REACTIVO. Mes de Noviembre de 2010. Entramos en una etapa de negación. De pensar que era un error, que no podía ser. Decidimos dejar pasar Diciembre por las fiestas. Y luego venía la temporada de verano. Los dos trabajamos en Turismo, en ese momento yo era Guía y el pago era por día trabajado. Por lo cual opté por trabajar y después vería que hacía con el test.

En el mes de Febrero de 2011 tuve una infección importante en el riñón que me impidó trabajar 5 días. Ahí empecé a pensar que algo realmente estaba mal. El 4 de Abril me diagnostican neumonía atípica, con lo cual decidimos hablar con el médico del resultado del test Elisa. Nos manda nuevos análisis a mí y a mi marido.

Estuve 30 días en cama. Para todos era una neumonía sin complicaciones ya que no estaba hospitalizada. Decisión que habíamos tomado nosotros, pues tengo fobia a las agujas y no hubiese tolerado estar internada.

El diagnóstico definitivo nos lo dieron el 27 de Mayo de 2011. Sin lugar a dudas el día que ha marcado mi vida para siempre. Fue terrible, no sé como describirlo. Era tanto el dolor, que solo podía llorar.

Mi estado era crítico, estaba en etapa SIDA. Pesaba 43 kg. Se me caía el pelo. Nadie sabía lo que ocurría. Mis CD4 estaban en 40. No podía hacer actividad física, ni comer cosas crudas.

Pero yo hacía vida normal. Invierno de 2011. Ir a Las Leñas casi a diario con temperatura de -10° C. Aún sin medicación, y en etapa SIDA. Creo que yo no era consciente de lo que ocurría. O sí, y simplemente decidí vivir. La doctora quería que dejara de trabajar por unos días hasta que comenzara la medicación. Le dije “si vos pagas mis cuentas yo dejo de trabajar”.

Recuerdo que veía a la doctora cada 15 días. Yo le pedía algo para la caída del pelo, ella me decía que dejara de preocuparme por el pelo, que estaba grave que tenía que luchar por mi vida. Mi respuesta era siempre la misma “YO ESTOY BIEN, ESTOY VIVA”

Todos los que hemos pasado por esta experiencia sabemos lo duro que es. Al principio no queríamos contárselo a nadie, teniendo en cuenta el tipo de sociedad en la cual vivimos. Uno de los lugares más conservadores y cerrados de la Argentina. Con el correr del tiempo, analizando la situación, decidí que yo no seguiría AUTODISCRIMINANDOME. NO ES JUSTO, NO MATE, NO ROBE NI LE HICE DAÑO A NADIE, NO COMETI NINGUN ACTO DELICTIVO. SUCEDIÓ SIMPLEMENTE. Y si cometimos algún error, somos nosotros mismos los que deberemos afrontar las consecuencias. Nadie puede vivir por mí, nadie tiene el derecho a juzgarme.

¿Es que acaso vivimos en el mundo del revés? ¿Desde cuando hay que esconderse por tener un virus? ¿Qué sucede? Veo en televisión y en distintos medios de comunicación gente que ha cometido delitos, gente que incita a la violencia, gente peleándose, gente haciendo la guerra y yo me tengo que esconder por convivir con un virus??? Los asesinos y delincuentes andan sueltos y yo me tengo que esconder por convivir con un virus?? Nooooo definitivamente no!!! No es justo!!! Entiendo que hay muchas personas que han sido gravemente dañadas por el estigma y la discriminación. Pero yo ya no tengo nada que perder, por eso alzo la voz, por mí y por todas las personas que convivimos con VIH, para que la sociedad se entere que existimos, que estamos presentes, pero sobre todo que somos simplemente personas que tenemos las mismas o más necesidades, que tenemos las mismas o más ganas de vivir, personas que sentimos y pensamos y queremos simplemente vivir en un mundo mejor.

Todos hablan del estigma y discriminación, pero somos los primeros en escondernos. No podemos, bajo ningún punto de vista, acabar con ello desde esta posición. Si quienes convivimos con el virus somos los primeros en callarnos por miedo, como podemos pretender que los demás nos acepten si nosotros no lo aceptamos. Como pretendemos vivir en una sociedad libre de VIH, si no hablamos, si no educamos, si no informamos, si bajamos la cabeza, si nosotros los positivos nos avergonzamos.

Muchas personas al ser diagnosticadas piensan en la muerte, no fue mi caso. Muchas se preguntan ¿POR QUE? Tampoco fue mi caso. Se preguntan ¿POR QUE A MI? Jamás me pregunte algo así, simplemente porque creo que nadie es omnipotente como para que nunca le pase nada. Simplemente me pregunte ¿PARA QUE? ¿QUE DEBIA APRENDER? Y con el tiempo, la pregunta se hacía más fuerte. Solo pensaba que algo tenía que hacer, que para algo me ocurría esto a mí.

Mientras se sucedían los días trataba de encontrarle un sentido a lo que nos pasaba. Siempre dije que uno debe dejar una huella en la vida. De a poco me di cuenta que si podía ayudar a alguien, mi vida no sería en vano. Todo cambio empieza por uno mismo. Y yo decidí cambiar, decid contarlo, decidí hacer algo….

Un buen día nuestra doctora nos invitó a ir a un programa de tv para exponer nuestra condición… ese día mi pregunta tuvo respuesta… ¿Para qué? Para que el VIH en mi comunidad deje de ser tabú, para poder ayudar a otros en la misma condición, para demostrar que SE PUEDE!!!

A los tres meses de empezar el tratamiento Antiretroviral mis CD4 ya estaban el 276. Hoy tengo dos trabajos, entreno Brazilian Jiu jitsu y crossfit. Me alimento bien, disfruto cada segundo de mi vida. Hago todo lo que me gusta… porque simplemente el VIH para mi es sólo un virus que duerme en mi cuerpo porque así se lo ordené.

Porque el VIH no es un límite, porque los límites sólo están en nuestra mente.

Por qué quiere Patricia ser parte de Una Chica Como Yo: Quiero ser parte de Una Chica Como Yo para poder ser la voz de quienes no pueden hablar porque sufren discriminación. Porque quiero a partir de mi experiencia mostrar que se puede vivir con VIH y ser muy feliz. Porque visibilizándonos podemos generar conciencia.

Tags: 

like0

Blog themes: 

admin's picture

Become a Member

Join our community and become a member to find support and connect to other women living with HIV.

Join now >

Do you get our newsletter?

admin's picture
¿Recibe nuestro boletín?

Sign up for our monthly Newsletter and get the latest info in your inbox.

Suscríbase a nuestro boletín mensual y reciba la información más reciente en su bandeja de entrada.

none_existing name

banner

Browse Blogs by Theme