Pruebas del VIH

PrintPrintSaveSave

To read this fact sheet in English, click here.

Índice

¿Qué es una prueba del VIH?

Una prueba del VIH puede decirle si ha adquirido el VIH, el virus que puede causar el SIDA. Para algunas, hacerse la prueba del VIH puede ser aterrador. Sin embargo, también puede ser una forma muy importante de decir "sí" a su vida y su salud.

La única forma de saber si tiene el VIH (saber su "estado") es hacerse la prueba. Si está preocupada porque cree que puede haber sido expuesta al VIH, hágase la prueba. Luego, si se entera de que es negativa (no vive con el VIH), puede dejar de preocuparse. Hay muchas maneras de seguir siendo VIH negativa. Para obtener más información, consulte nuestras hojas informativas sobre cómo se transmite el VIH y cómo evitar la transmisión.

Lo principal: es importante conocer su estado de VIH y hacerse pruebas del VIH con regularidad. Existen varios tipos de pruebas del VIH, las cuales se describen a continuación.

Por qué y a quién evaluar por el VIH

¿Conoce su estado del VIH o el de su pareja? Si no lo sabe, es importante que se haga la prueba del VIH. ¿Acaba de tener relaciones sexuales sin protección, usó la aguja de otra persona, se le rompió el condón o se enteró de que una pareja sexual anterior vive con el VIH? ¿Está embarazada o planea quedar embarazada? Estas son razones importantes para hacerse la prueba del VIH.

Investigaciones recientes han demostrado que alguien viviendo con VIH que está bajo un tratamiento eficaz y cuya carga viral está por debajo de limites de detección con análisis estándares no puede transmitir el virus a su(s) pareja(s) sexual(es) (I = I). A pesar de este emocionante desarrollo, usted todavía debería hacerse la prueba del VIH, si su pareja vive con el VIH.

Hacerse la prueba del VIH es parte de la atención médica habitual y normal en muchos países. La Agencia de Salud Pública de Canadá, por ejemplo, recomienda que las pruebas del VIH se traten como parte de la atención médica de rutina. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE. UU. ahora recomiendan realizar pruebas a todas las personas de entre 13 y 64 años, a menos que ya se la hayan realizado. También se recomienda hacerse la prueba del VIH antes de comenzar una nueva relación sexual, independientemente de la edad. Esto es importante tanto para los adolescentes (en inglés) como para los adultos mayores.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hace diferentes sugerencias según el lugar donde uno vive. En los lugares donde el VIH es prevalente, recomienda ofrecer pruebas del VIH a cualquier persona que vaya a un centro de salud. En los sitios donde el VIH es menos común, sugiere que se ofrezcan pruebas del VIH a las personas que puedan tener un mayor riesgo de haber estado expuestas al VIH.

Existen ciertos grupos de personas a los que se considera que tienen un mayor riesgo de exposición al VIH y, por lo tanto, deben hacerse la prueba del VIH al menos una vez al año:

  • Las personas que tienen múltiples parejas sexuales o que tienen relaciones sexuales con alguien que tiene múltiples parejas sexuales
  • Parejas sexuales de personas que viven con el VIH
  • Las personas que se inyectan drogas y sus parejas sexuales
  • Las personas que intercambian dinero o bienes por sexo o drogas

También es importante hacerse la prueba del VIH cuando si usted:

Dónde hacerse la prueba

Hay muchos diferentes tipos de lugares donde hacerse una prueba del VIH. Estos incluyen las clínicas de salud, los consultorios privados de proveedores de atención médica, los centros de pruebas del VIH y los departamentos de salud. También hay pruebas del VIH que puede encargar por Internet o comprar sin receta en las tiendas que tienen farmacias (por ejemplo, CVS, Walgreens, Walmart). Estas pruebas le permiten tomar una muestra o completar una prueba rápida completa (20 minutos) en la privacidad de su hogar.

En los EE. UU., usted puede ir a los sitios web Recursos nacionales de pruebas de VIH y ETS o el sitio AIDS.gov para encontrar un centro de pruebas cerca de usted. También puede llamar a la línea de información de los CDC al 800-232-4636 o llamar a la línea directa de VIH/SIDA en su estado.

Qué prueba hacer y cuándo hacerla

El tipo de prueba que será mejor para usted depende de cuándo podría haber estado expuesta al VIH. La mayoría de las pruebas, incluidas las pruebas rápidas realizadas en los centros de pruebas o en casa, son pruebas que detectan anticuerpos contra el VIH. Los anticuerpos son proteínas que su cuerpo produce para marcar el VIH para que sea destruido por su sistema inmunitario (en inglés). El cuerpo tarda de uno a tres meses y, ocasionalmente, hasta seis meses para desarrollar los anticuerpos contra el VIH. Este período de tres a seis meses entre contraer el VIH y la producción de anticuerpos se denomina "período silente". Por lo tanto, los resultados de las pruebas que detectan los anticuerpos solo son confiables de uno a tres meses o más, después de su exposición al VIH.

Si su prueba de VIH es negativa durante el período silente, aún podría tener VIH. Si desea hacerse la prueba antes de que el cuerpo haya tenido la oportunidad de producir anticuerpos (es decir, antes de que haya pasado el período silente), existen pruebas que buscan partes del virus mismo. Estas piezas del virus o partículas virales se llaman antígenos. Si hay un antígeno del VIH en su sangre, algunas pruebas pueden identificar la seroconversión tan pronto como dos semanas después de la exposición al virus.

Pruebas de VIH

Hay varias pruebas para identificar el VIH. La primera es la prueba de detección. Si esa prueba es positiva, se realizará una prueba de confirmación.

Pruebas de detección

Las pruebas de detección se utilizan primero.

  • Si una prueba de detección de anticuerpos es negativa para el VIH y usted está fuera del período silente, entonces no tiene VIH.
  • Si una prueba de detección del antígeno es negativa para el VIH dos semanas o más después de su exposición, entonces usted no tiene VIH.
  • Si su prueba de detección resulta positiva, necesitará una segunda prueba para confirmar (asegurarse de) que realmente está viviendo con el VIH.

Pruebas de anticuerpos

Las pruebas de anticuerpos son las pruebas más utilizadas para detectar el VIH. Buscan la presencia de anticuerpos contra el virus del VIH en su sangre, fluidos orales (no su saliva) u orina. Los anticuerpos son proteínas que su cuerpo produce para marcar un germen, en este caso el virus de la inmunodeficiencia humana, para que el sistema inmunitario lo destruya. Si ha estado expuesta al virus del VIH, su cuerpo producirá anticuerpos contra el VIH entre uno y tres meses después. A veces puede tomar hasta seis meses. El período entre la exposición al VIH y la producción de anticuerpos del VIH en su cuerpo se denomina "período silente". Si la prueba de anticuerpos contra el VIH es negativa después del período silente, esto significa que usted no ha adquirido el VIH.

Hay varios tipos de pruebas de detección de anticuerpos.

  • Prueba rápida de anticuerpos contra el VIH: usa sangre o fluido oral; los resultados están disponibles en 20 minutos. OraQuick, la prueba oral del VIH para hacer en casa, ahora está disponible en Internet o puede comprarse sin receta para ser usada en el hogar. Las pruebas rápidas del VIH también están disponibles en clínicas y centros de pruebas del VIH.
  • Kit de prueba en el hogar: no es tanto un kit de prueba como un kit de recolección para usar en casa. Les indica a los usuarios cómo poner una gota de sangre en una tarjeta que luego envían por correo a un laboratorio autorizado. Algunos kits usan un hisopo bucal que los clientes deben deslizar a lo largo de sus encías superiores e inferiores para recolectar una muestra. Los clientes reciben un número de identificación para usar cuando llaman al laboratorio para saber los resultados. El "Home Access HIV-1 Test System" es una de esas pruebas; tarda aproximadamente una semana en obtener los resultados.

Es importante saber que las pruebas para el hogar como OraQuick y Home Access HIV-1 Test System no brindan asesoramiento personal ni una conexión a un lugar de atención y tratamiento adecuado para los clientes que obtienen un resultado positivo para el VIH.

  • Análisis de sangre originales: También llamadas pruebas de 'tercera generación' o pruebas de inmunoensayo enzimático (EIA, por sus siglas en inglés), estas buscan anticuerpos. Puede tomar hasta dos semanas para obtener los resultados de una EIA. Estas pruebas a menudo ya no se usan cuando las pruebas combinadas de anticuerpos y antígeno están disponibles.

Pruebas combinadas de anticuerpos y antígenos

Las pruebas combinadas de detección de antígenos y anticuerpos (o 'pruebas de cuarta generación') combinan pruebas de anticuerpos y pruebas de antígeno para detectar el VIH. Son mejores para mostrar si usted ha adquirido el VIH hace tres semanas, al mismo tiempo que evitan resultados que indiquen que una persona ha adquirido el VIH cuando no es así (un falso positivo). Las pruebas combinadas de anticuerpos y antígenos usan sangre o saliva, y son las pruebas de primera línea recomendadas en el Reino Unido y en EE. UU.

Seguimiento o pruebas confirmatorias

Cualquier prueba de anticuerpos o de antígenos y anticuerpos que resulte positiva debe confirmarse con una segunda prueba, ya sea otra prueba de anticuerpos contra el VIH o una prueba llamada Western Blot.

  • Inmunoensayo de diferenciación de anticuerpos del VIH-1/VIH-2: esta prueba busca anticuerpos en la sangre; hay dos versiones que dan resultados en una hora o menos. La prueba puede determinar si tiene la cepa uno (VIH-1) o la cepa dos (VIH-2) del VIH, lo que puede ser información importante para su proveedor de salud al momento de decidir cuál tratamiento será mejor para usted. Esta prueba ahora se está utilizando como la segunda prueba recomendada, o prueba confirmatoria, en los EE. UU.
  • Western Blot: esta prueba busca varios anticuerpos diferentes en distintas partes del virus en la sangre.

Pruebas de ácido nucleico

Estas pruebas buscan material genético del VIH en la sangre y pueden identificar una infección por VIH dentro de las dos o tres semanas posteriores a la exposición. Generalmente se usan en circunstancias especiales, por ejemplo:

  • Bebés nacidos de madres que viven con el VIH: dado que los bebés llevan los anticuerpos de su madre en la sangre durante hasta 18 meses, las pruebas de anticuerpos tradicionales producirán resultados que no son específicos del bebé.
  • Hacer pruebas a alguien con una exposición reciente conocida, antes de que se pueda identificar el anticuerpo del VIH en la sangre
  • Hacer pruebas a personas que han participado en un ensayo de vacuna contra el VIH: estas personas ya tendrán anticuerpos contra el VIH en la sangre
  • Hacer pruebas a personas para quienes los resultados de las pruebas no han sido claros: por ejemplo, personas que han tenido una primera prueba positiva y una segunda prueba negativa (posiblemente porque adquirieron el VIH muy recientemente)

Los medicamentos contra el VIH actuales permiten que muchas personas que viven con el VIH tengan vidas largas y saludables. Si usted obtiene un resultado positivo para el VIH, es importante que reciba la atención y el tratamiento adecuados lo antes posible.

Obtener su prueba y sus resultados

Si le acaban de decir que adquirió el VIH, puede parecer la peor noticia del mundo. Aunque esto pueda ser muy perturbador, es mejor saberlo. Una vez que sepa que está viviendo con el VIH, puede hacerse cargo de su salud y tener la mejor oportunidad de retrasar o prevenir que la enfermedad por VIH empeore.

Si ha contraído el VIH, hay muchas cosas que puede hacer para mantenerse saludable. Algo importante es encontrar un buen proveedor de atención médica. También es importante comenzar a tomar medicamentos contra el VIH, lo que ayudará a mantener sano su sistema inmunitario (en inglés). Cuanto más tiempo viva con el VIH sin recibir tratamiento, más probable es que tenga un sistema inmunitario debilitado y que los medicamentos contra el VIH tendrán que trabajar más arduamente, una vez que comience a recibirlos. Aprender sobre el VIH y su tratamiento le ayudará a sacar lo mejor de su situación, al igual que unirse a o establecer un grupo de apoyo o encontrar a otras personas que compartan su experiencia (vea nuestra comunidad de mujeres que viven con el VIH en Una chica como yo). Para más información, vea nuestra hoja informativa: ¿Acaba de recibir resultado positivo de la prueba del VIH?

Una persona que vive con el VIH que conoce su estado también puede hacer cosas para proteger la salud de los demás. Puede decirle a sus parejas sexuales anteriores que podrían estar en riesgo de haber contraído el VIH, practicar el sexo seguro para prevenir la propagación del VIH y hacer el tratamiento contra el VIH como prevención (en inglés) contra el VIH. Estudios recientes han demostrado que las personas que viven con el VIH que están en tratamiento contra el VIH y que tienen una carga viral indetectable no pueden transmitir el VIH a sus parejas sexuales. Para obtener más información, consulte nuestra hoja informativa sobre este emocionante descubrimiento, conocido como Indetectable es igual a intransmisible.

Además, si una mujer que vive con el VIH está embarazada o quiere quedar embarazada, puede tomar medidas para evitar que su bebé adquiera el VIH. Para obtener más información, consulte nuestras hojas informativas sobre el Embarazo y el VIH y Buscar un embarazo y el VIH.

¿La gente se enterará si mi resultado es VIH+?

Las leyes sobre la confidencialidad del VIH varían según el estado y el país en el que Ud. vive. En EE. UU., los estados requieren que los proveedores de atención médica y las clínicas de evaluación reporten los nombres de las personas que viven con el VIH al departamento de salud de ese estado. Se requiere que el departamento de salud del estado mantenga la confidencialidad de esa información (no decirle a nadie). Los registros estatales son para ayudar a los funcionarios de salud pública a mantener un mejor seguimiento de la epidemia. Los sitios de prueba no comparten sus resultados con nadie más, incluido su proveedor de atención primaria o la compañía de seguros.

La ley federal HIPAA (Ley de Transferencia y Responsabilidad del Seguro Médico de 1996) también protege la confidencialidad de su estado de VIH en los EE. UU. Eso evita que los proveedores de servicios sociales o de atención médica compartan los resultados de su prueba del VIH sin su autorización escrita (usted tiene que firmar un documento dándoles permiso para compartir sus resultados).

Si Ud. vive con el VIH, muchas leyes estatales de EE. UU. indican que usted tiene que informarle su estado de VIH a sus parejas sexuales. Esto se denomina divulgar su estado. Sin embargo, usted no tiene la obligación de revelar su estado de VIH a amigos, familiares, compañeros de trabajo ni a su empleador. Para obtener más información, consulte nuestras hojas informativas sobre la Divulgación y el VIH y Entender sus derechos y responsabilidades en el trabajo (en inglés).

Cuidar de sí misma

Hacerse la prueba del VIH es una de las mejores cosas que puede hacer por su salud. Si su resultado es negativo, puede dejar de preocuparse y tener una maravillosa oportunidad de aprender cómo permanecer VIH negativa. Si acaba de darse cuenta de que adquirió el VIH, es común sentirse enojada, asustada, confundida, sorprendida o deprimida. Estos sentimientos son normales. Obtenga la ayuda y el apoyo que se merece, y sepa que hay muchas cosas que puede hacer para mantenerse saludable, incluso tomar medicamentos contra el VIH.

Si necesita ayuda, vea este sitio web para encontrar una organización cerca de Ud., ya sea un grupo de apoyo, una clínica de salud, un proveedor de servicios de atención al VIH o una organización de servicios para el SIDA. También puede llamar a la línea directa nacional del SIDA de EE. UU. al 1-800-CDC-INFO (1-800-232-4636; TTY: 1-888-232-6348), o a la línea directa de información sobre el SIDA al 1-800-HIV-0440 ( 1-800-448-0440; TTY: 1-888-480-3739; fuera de EE. UU.: 1-301-315-2816). 

admin's picture

Become a Member

Join our community and become a member to find support and connect to other women living with HIV.

Join now >

Do you get our newsletter?

admin's picture

Sign up for our monthly Newsletter and get the latest info in your inbox.

none_existing name
admin's picture

You Can Help!

Together, we can change the course of the HIV epidemic…one woman at a time!

Please donate now!>